Páginas vistas en total

miércoles, 7 de abril de 2010

Dos buenas perlas

Aquí os dejo estas perlas. Un artículo del periodista Graciano Palomo publicado ayer en elplural.com y otro, publicado hoy en El Periódico por la periodista Margarita Batallas.
Aunque el PP intente desviar la atención con subterfugios, mentiras o cirujías judiciales, les han pillado con "el carrito del helao". Este es el resultado de las lecciones de honradez que nos daba el señor Aznar en sus años de presidente.


¿Cómo puede haber sorprendido lo del ex presidente balear en Génova 13?

Matas, ministro de Aznar y amigo de Agag, historia de una obscenidad sustanciada

A punto de abrirse la lápida del sepulcro Gürtel, si no abierta ya, con todo tipo de escualos tabulados, lo que ha sido el escándalo en la Semana de Pasión es el caso Matas cuyo protagonista pasará a la triste historia de la corrupción política española como el más formidable trajinador de detritus en el cosmos de la vida pública de este país. ¡Qué descaro! ¡Qué farsante!

Pero, ¿cómo puede haber sorprendido a alguien en el PP? Niego la mayor porque el propio Mariano Rajoy tuvo tratos personales y políticos con él. Simplemente su comportamiento nada más perder el poder en Baleares -huyó rápidamente a Estados Unidos- ya fue sospechoso y en Génova 13 se temieron lo peor. Se ha confirmado. Corrupción a gogó y tengo para mí que esto no ha hecho más que empezar.

Robos obscenos

Ante el relato judicial y policial de los robos obscenos del matrimonio Matas&Areal, tan amigos, entre otros, de Eduardo Zaplana, Francisco Álvarez Cascos, ¡vaya sujeto sin vergüenza!, arremetió el otro día contra el juez instructor Castro, tratando de defender lo indefendible. Sólo se me ocurre preguntarme ante tamaño disparate si tiene él el mismo miedo de que le pueda ocurrir algo similar al de su amigo balear.

Aurora boreal

Y que un dirigiente en activo como Javier Arenas diga que es "normal" que el PP pague 5.000 euros mensuales a un multimillonario como Jaume Matas es algo ya de aurora boreal. Ese dinero es de los contribuyentes, ojo, de los contribuyentes y de los militantes. No es de Arenas, ni de Cascos, ni de Rajoy, ni siquiera de Luis Bárcenas.

Podridos y honorables

Mariano Rajoy ha tenido una ocasión formidable para deslindar la línea clara entre los podridos en su cesto y la gente honorable. Ya sabemos que Jaume Matas fue ministro de José María Aznar -¿qué pasa gran conducator?, ¿no te enteraste o sí?-, y su patrocinador fue en aquel tiempo Zaplana. Eran todos del mismo clan. ¿Estaban ahí para enriquecerse? Y, al parecer, lo hicieron. Me aseguran que Alejandro Agag no tardará en salir entre los legajos de la gran corrupción de Baleares, donde no está sólo Matas, sino una parte de la clase política de esas islas, con PP y UM de protagonistas.

Huele mal

Rajoy, que veranéo en barco gratis total en el verano del 2003, acompañado del presunto corrupto y del amigo Zaplana, debería haber aprovechado la ocasión para poner tierra de por medio de tanta basura y tanto detritus amarillo. No lo ha hecho. ¡Él sabrá la razón o las razones! Pero algo huele mal en el predio del PP.

¿IB3, parte de la trama?

Tengo para mí que el caso Matas no ha hecho más que empezar.Me gustaría saber qué tiene que decir el productor de Macario, José Luis Moreno, siempre con la cesta puesta en las casas del PP. La televisión autonómica IB3 es parte de esa trama corrupta y los que allí abrevaron (algunos) se han aprestado a defender a Matas, que para eso les contrató. Pero me produce náusea oír y leer a esos tipos.

Aznar, callado como un muerto

El gran empleado de Murdoch está silente, callado como un muerto, ante un hecho que le afecta y de qué manera. Aznar sentó a la mesa del Consejo de Ministros a un presunto corrupto de altos vuelos, él que tanto presumió de honradez y de cortar la mano de cuanto pillo pasara a su lado.

Chorizos en la mesa
Se
le amontonan los chorizos en su mesa. Desde su amigo Francisco Correa, Alvarito Pérez (El Bigotes), Blanco Balín, Pablo Crespo y ahora un ministro.

Mirando a otra parte

¿Qué hacemos Aznar? ¿Seguirás presumiendo de que fuiste azote de la corrupción y que a tu lado nada tenían que llevarse los corruptos? Observo a tus deudos mediáticos, a los que forraste a dinero, callados como muertos, mirando hacia otra parte.

Pura farsa

Ya te lo he dicho en numerosas ocasiones: ¡lo tuyo, pura farsa! Pero si Correa organizó la boda de tu hija y con el dinero de los contribuyentes pretendiste que te colgaran una medalla del Congreso de los Estados Unidos haciéndonos creer que era de verdad. ¿Quieres, gran e inmarcesible Aznar, que continúe?

Graciano Palomo es periodista y escritor, director de FUNDALIA



El juez apunta que Bárcenas abrió las puertas del PP a la ‘trama Gürtel’

  1. El sumario confirma que hubo financiación ilegal en Madrid y Valencia, pero Rajoy no se inmuta
  2. El jefe de la red afirma que el senador era «el dueño del dinero» y que se llevaba «muchísimos billetes»

El levantamiento del secreto sumarial del caso Gürtel tiene nombre propio: Luis Bárcenas. A lo largo de los 50.000 folios que ayer vieron la luz se desvela que el extesorero y senador del PP fue una pieza clave en la trama de corrupción de Francisco Correa. «Era el dueño del dinero», afirmó de él el cabecilla de la red, la persona a «la que se le llevaban muchísimos billetes y muchísimos sobres» y la que invirtió un millón de euros en metálico en comprar inmuebles. Además, la documentación confirma que hubo financiación ilegal del partido en Madrid y Valencia. Pero la fuerza política que lidera Mariano Rajoy aseguró ayer que no hay nada nuevo y que no tomará medidas contra el senador.
Los nuevos datos confirman también que Correa montó un entramado empresarial para blanquear el dinero que obtuvo de los contratos que logró de la Comunidad de Madrid y la Comunidad Valenciana a cambio de hacer regalos a funcionarios públicos, obsequios que iban desde viajes de lujo hasta estancias en hoteles pasando por relojes, bolsos, coches y joyas. El cabecilla de la red, por ejemplo, declaró ante el juez del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) Antonio Pedreira que el exparlamentario de la Asamblea de Madrid Alberto López Viejo se llevaba «una pasta» de cada acto que se organizaba en dicha comunidad. En el sumario consta que cobró 1,2 millones en negro de la trama Gürtel.

CONEXIÓN DESDE
1993 / Correa explicó a Pedreira que empezó a trabajar para el PP en 1993. «Un día me llama [Bárcenas] y me dice: ‘Oye, vosotros que organizáis viajes y congresos, ¿seréis capaces de organizar un mitin político?». En aquella época, Francisco Álvarez Cascos era el secretario general del PP y recibió el presupuesto que elaboró la red corrupta. En la secretaría de organización estaba Javier Arenas. A partir de ese momento, la red «comenzó a trabajar con mucha regularidad organizando mítines, campañas europeas, municipales, generales». «Un trabajo enorme», según Correa.
Este explicó al magistrado que para él Bárcenas «era el gerente, el dueño del dinero», aunque aclaró que el extesorero no era el único que tomaba las decisiones. «En el caso de las adjudicaciones, nunca estaba solo, eran cinco o seis personas» las que intervenían. Correa también comentó al juez que Bárcenas tiene «mal carácter» y que se enfadó muchas veces con los responsables del partido porque no le concedían la organización de actos.
Además, el responsable de la red aseguró que ahorró miles de euros al PP. Y matizó que no había entregado al extesorero 1.000 millones de euros, sino que era una «forma de hablar», aunque en otro momento de su declaración afirmó: «A Luis Bárcenas se le han llevado muchísimos billetes, y muchísimos sobres... Es que se llevaban sobres». Asimismo, negó que hubiera pagado algún viaje al senador del PP o alguna estancia en hoteles. Y es que, según Correa, «a José María Aznar no le gustaban que se hiciesen regalos». El entonces presidente de los populares lo había prohibido.
La policía ha acreditado que las siglas L. B. que figuran en la contabilidad secreta de la trama corresponden a Luis Bárcenas y que este recibió más de un millón de euros de la red corrupta. Además, la Agencia Tributaria vincula al senador conservador con la red por la construcción de 16 viviendas en Majahonda (Madrid) a través de la empresa Rustfield.
E
l extesorero y su mujer, Rosalía Iglesias, invirtieron más de un millón de euros en bienes patrimoniales entre el 2006 y el 2008, la mayor parte en una vivienda unifamiliar en el Vall d’Aran (Lleida) valorada en 899.000 euros y en dos plazas de garaje. La pareja también tiene casas en las millas de oro de Madrid y Marbella.
El sumario confirma asimismo la financiación ilegal del PP en Madrid y Valencia, pese a que Correa se presentó ante el juez como un simple director de un grupo de empresas que no han cometido ningún delito. «Son empresas normales que pueden haber tenido un problema fiscal, pero de eso a esto, es una locura», dijo.
El juez Pedreira levantó ayer el secreto de 65 tomos del sumario que componen la pieza principal del caso Gürtel, así como de numerosos anexos. Los abogados accedieron al contenido a través de unas claves con ciertas dificultades, ya que el servidor se colapsó en algunos momentos. Además, la página web en la que se colgó el sumario ofrecía escasa información sobre el contenido de los 50.000 folios, lo que dificultó la localización de los documentos.

INVESTIGACIÓN INTERNACIONAL / Aún permanece bajo secreto el resultado de las comisiones rogatorias que el magistrado ha cursado al extranjero. Cabe recordar que la trama de Correa tiene ramificaciones en Reino Unido, Suiza, EEUU, Colombia, Holanda y Panamá. Tampoco figuran las conversaciones que han sido anuladas por el TSJM y que fueron autorizadas por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón. Pedreira las ha retirado de oficio del proceso, pero las ha guardado en una pieza separada para que los abogados las consulten.
Las charlas fueron intervenidas en la cárcel, cuando Correa y sus secuaces se reunían con los abogados. Juan Ignacio Vergara, el letrado del primo de Correa, Antoine Sánchez, explicó al magistrado que sospechaba que estaba siendo grabado en el centro penitenciario. «Siempre tengo asignado el mismo locutorio, me metí a propósito en el 23 y por megafonía me dijeron que era el 22», explicó. Las defensas disponen ahora de un plazo de 10 días para solicitar nuevas pruebas o presentar alegaciones.

MARGARITA BATALLAS





No hay comentarios: