Páginas vistas en total

martes, 14 de abril de 2009

Camps Gallardón, ejemplo de mala gestión


Andan estos días los del PP dando lecciones de economía con sus consabidas recetas: bajar impuestos, incrementar servicios, austeridad en el gasto y control de la deuda, es decir, la cuadratura del círculo. Pero resulta que donde ellos gobiernan no aplican sus propias recetas.
Se acaba de saber que tanto la deuda pública del gobierno de la Comunidad Valenciana gestionada por el imputado por corrupción Francisco Camps como la del Ayuntamiento de Madrid a cargo de Alberto Ruiz Gallardón, están batiendo todos los récords habidos y por haber.
Concretamente la deuda pública de la Generalitat Valenciana se ha incrementado un 200%, y en estos momentos es la mayor de España en cifras absolutas: 14.140 millones de euros. Esto está provocando una situación financiera complicada que obliga a retrasar los pagos a los proveedores y empresas, esas que por oto lado, el PP dice proteger. Muchas de estas empresas pasarán dificultades por el alto índice de morosidad del gobierno valenciano.
Algo parecido, pero todavía más espectacular, si cabe, es el caso del Ayuntamiento de Madrid: 6.600 millones de euros de deuda. Esta carga financiera es insoportable para cualquier administración y demuestra una vez más la manera de gestionar los presupuestos públicos del PP basados en el endeudamiento. Una manera de hacer política irresponsable, ya que hipoteca el futuro de los próximos gobiernos y el de los ciudadanos de Madrid.
Como ejemplo, la ciudad de Barcelona, con una deuda de 770 millones de euros. Nada que ver una y la otra.
Pues estos señores son los que nos quieren dar lecciones de gestión a los socialistas. Exigen austeridad y son unos manirrotos; Exigen bajar los impuestos y ellos los suben más que nadie; Exigen transparencia en la gestión pública a los demás y tienen tantos casos abiertos por corrupción en todas las administraciones donde gobiernan que se haría interminable la lista.
Así son.

No hay comentarios: