Páginas vistas en total

jueves, 10 de enero de 2008

¿Dónde están Acebes y Zaplana?

Desde hace días vengo notando la ausencia en los medios de comunicación de estos dos ilustres personajes. Acostumbrados como estamos, de verlos hasta en la sopa, con sus constantes diatribas contra el gobierno, perdón, contra Zapatero, es curioso que de repente han desaparecido del mapa.

¿Qué ha pasado?, pues seguramente que los estrategas electorales del Partido Popular han recomendado a Rajoy que se desvincule de estos dos señores, que producen urticaria a más de un votante “de centro”. Y esto significa que pasan a un segundo plano, aunque entre bastidores, sean ellos, con su jefe Aznar, quienes marquen las líneas y los discursos de Rajoy, que con su cara de buena persona, dice lo mismo, pero más suave.

Es curioso que cuando llega la época electoral, se arrincone así a dos espadas de primera. Esto es un fraude. Es ahora cuando necesitamos oírles, al igual que oímos a los obispos. Y necesitamos que nos digan claramente y sin tapujos lo que harían si llegaran al gobierno en temas como el divorcio, las bodas homosexuales, el cheque bebé, la ley antitabaco, la ley de tráfico, la ley de educación, la ley de memoria histórica, etc... todas ellas criticadas hasta la saciedad durante estos cuatro años por el PP.

Si no lo hacen, esto huele a trampa. Cuando el Sr. Aznar era presidente del gobierno no se le ocurrió derogar la ley del divorcio, por ejemplo. ¿Porqué no lo hizo?. A lo mejor al Sr. Rajoy se le ocurre decir que volverá a mandar tropas a Irak, porque también estaba en contra de su retirada. Sí, Irak, aquella guerra preventiva para escarmentar al dictador Sadam Hussein por albergar bombas de destrucción masiva que nunca se encontraron. ¿Se acuerdan?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Que me dice de esos alcaldes que inaguran parques en periodos electorales,reparten mantecados y ponen la primera piedra de un Hospital inexistente?

Juan Parralejo dijo...

Supongo que se refiere a la primera piedra del Plan Hidrológico que hizo el PP a bombo y platillo sin estar adjudicado el Plan y a las cartas que mandaba el Sr. Zaplana a todos los jubilados de España para decirles la subida que les correspondía, y que en muchos casos, se gastaba más dinero en la publicidad que en la subida.
Creo que las obras se han de inaugurar cuando toque, sea en periodo electoral o no. Lo que no me parece bien es adelantar obras deprisa y corriendo para inaugurarlas antes de las elecciones. En Ripollet, por ejemplo, el parque Mª Lluisa Galobart se inauguró un mes después de las elecciones, el Parque Mª Regordosa se ha inaugurado dos meses después de las elecciones, la reforma del Mercat Municipal se ha inaugurado después de las elecciones, así como la remodelación de la Plaza Pere Quart, o las nuevas piscinas. Esto son hechos, el resto es pura demagogia.

Anónimo dijo...

Cinismo es lo que usted destila al negar que puso la primera piedra de un Hospital inexistente.

http://www.ripollet.cat/asp/llistat_noticies.asp?ID=7207

Juan Parralejo dijo...

Yo no he de negar nada, puesto que no he asistido a ningún acto de de primera piedra del hospital.