Páginas vistas en total

domingo, 18 de octubre de 2009

¿El PP puede dar lecciones de honradez y buena gestión?









































Fotos de izquierda a derecha y de arriba abajo: Francisco Camps, Ricardo Costa, Jaume Matas, Alejandro Agag y Carlos Fabra.



Ricardo Costa, ex Secretario General y portavoz del Partido Popular en Valencia. Imputado por corrupción.

Francisco Camps, Presidente de la Comunidad Valenciana, del Partido Popular. Imputado por corrupción.

Jaume Matas, ex ministro de Medio Ambiente y Presidente de la Comunidad Balear por el Partido Popular. Imputado por corrupción.

Carlos Fabra, presidente de la Diputación de Castellón por el Partido Popular. Imputado por cohecho, tráfico de influencias, falsedad documental continuada y fraude fiscal.

Alejandro Agag, yerno del ex presidente del Partido Popular José María Aznar. Imputado por corrupción.

Arturo González Panero, alias "El Albondiguilla". Ex alcalde del Partido Popular de Boadilla del Monte. Imputado por corrupción.

Francisco Granados, ex alcalde del Partido Popular de Valdemoro (Madrid) y Consejero. Imputado por corrupción.

Pablo Crespo, ex secretario de organización del Partido Popular en Galicia. Imputado por corrupción.

Luís Bárcenas, ex tesorero del Partido Popular. Imputado por corrupción.

Alberto López Viejo, ex consejero de deportes del Partido Popular en la Comunidad de Madrid. Imputado por corrupción.

Alfonso Bosch Tejedor, Diputado del Partido Popular en la Asamblea de Madrid. Imputado por corrupción.

Benjamín Martín Vasco, Diputado del Partido Popular de Madrid. Imputado por corrupción.

Ricardo Galeote, concejal del Partido Popular de Estepona (Málaga). Imputado por corrupción.

Carlos Clemente Aguado, ex Diputado del Partido Popular de Madrid. Imputado por corrupción.

Jesús Sepúlveda, alcalde del Partido Popular de Pozuelo de Alarcón (Madrid). Imputado por corrupción.

Guillermo Ortega Alonso, alcalde del Partido Popular de Majadahonda (Madrid). Imputado por corrupción.

José Martínez Andreo, alcalde del Partido Popular de Totana (Murcia). Imputado por corrupción.

Juan Martín Serón, alcalde delPartido Popular de Alhaurín el Grande (Málaga). Imputado por corrupción.

Daniel García Madrid, alcalde del Partido Popular de Torre Pacheco (Murcia). Imputado por corrupción.

Francisco Valido, alcalde del Partido Popular de Telde (Canarias) junto a cinco concejales más. Imputados por corrupción.

Pedro Angel Hernández, alcalde del Partido Popular de Torrevieja (Alicante) Imputado por corrupción.

Francisco González, alcalde del Partido Popular de Mogán (Canarias). Imputado por corrupción.

Jesús Merino, diputado del Partido Popular al Congreso. Imputado por Corrupción.

José Luís Mosquera, concejal del Partido Popular de Gondomar (Pontevedra). Imputado por corrupción.

José Manuel Medina, ex alcalde del Partido Popular de Orihuela (Alicante). Imputado por corrupción.

Juan Manuel Orta, ex alcalde del Partido Popular de Aljaraque (Huelva). Imputado por corrupción.

Eugenio Hidalgo, ex alcalde del Partido Popular de Andratx (Baleares). Imputado por corrupción

Ginés López, ex alcalde del Partido Popular de Arganda del Rey (Madrid). Imputado por corrupción.

Mª Jesús Díaz, concejala y número dos del Partido Popular en Boadilla del Monte (Madrid). Imputada por
corrupción.

Antonio del Olmo, ex alcalde del Partido Popular de Santa Margalida (Baleares) imputado por corrupción.

Antonio Peña, concejal de urbanismo del Partido Popular de Rota (Cádiz). Imputado por corrupción.

Celso Perdomo, ex conseller de Industria de Canarias del Partido Popular. Imputado por corrupción.

Domingo González, ex alcalde del Partido Popular de La Oliva (Canarias). Imputado por corrupción.

José Luís del Ojo, ex concejal del Partido Popular de Ojíjares (Granada), imputado por corrupción.

Juan Luís González Montoro, ex alcalde del Partido Popular de Almuñécar (Granada). Imputado por corrupción.

Y además, el concejal de urbanismo de Alhendin (Granada), un concejal de Calpe (Alicante), otro de Albatera (Alicante), el alcalde de Santa Brígida (Gran Canaria), el alcalde de Fortuna (Murcia), el de Aguilas (Murcia), el alcalde y concejal de urbanismo de Librilla (Murcia), el alcalde de Fuente Álamo (Murcia)...todos ellos imputados por corrupción. Y así, hasta llegar a 90, que es el número de cargos públicos del Partido Popular imputados por corrupción (cobro de comisiones, financiación irregular del Partido Popular, recalificaciones urbanísticas ilegales, compra de votos, etc...)
Pues bien, con este panorama, algunos miembros del Partido Popular de Ripollet, en vez de ser prudentes, se dedican a difamar, a insinuar cosas y a criticar la mala gestión municipal, hablando de despilfarros e ineficacia. Todo ello sin que jamás hayan podido encontrar irregularidad alguna en la gestión municipal. ¡Y mira que lo han mirado!
Y en su afán de dar un paso más en esta línea, critican al Ayuntamiento porque las empresas contratan a "trabajadores orientales" y no se les obliga a contratarlos del pueblo. Se supone que ellos, si gobernaran, obligarían a las empresas a hacer algo ilegal, que es lo que suelen hacer, prevaricando allí donde gobiernan. Por eso les pasa lo que les pasa. ¿Qué pasaría si todos los municipios hicieran lo mismo? ¿Los trabajadores de Ripollet no podrían trabajar en Cerdanyola o Polinya`?. ¡Pues vaya negocio para Ripollet!. Lo que sí está claro, es que al margen de estas frivolidades, el Partido Popular no tiene escrúpulos para generar y difundir estos debates demagógicos que no aportan nada bueno y que pone en peligro la convivencia ciudadana. Para el Partido Popular todo vale por un voto.
Parece como si su actitud fuera la de una huida hacia adelante para tapar sus propias verguenzas a costa de meter a todo el mundo en el mismo saco.
Pues miren ustedes, esto no funciona así. Cada uno ha de responder de sus actuaciones, y la verdad es que allí donde gobierna el Partido Popular, la corrupción está al orden del día. ¿Será que piensan que los demás somos como ellos? ¿Es que no tienen verguenza?

No hay comentarios: